09/29/13
la-foto-3

XVI Congreso UNAV, algunas reflexiones

Recién terminado el XVI congreso nacional de UNAV, inevitablemente reflexiono sobre aspectos que más me han llamado la atención del evento y de la situación actual de nuestro querido sector.

No es mi objetivo con este post hacer una crónica exhaustiva de lo que han sido estas jornadas, que para eso ya tenemos a profesionales del periodismo que volcarán toda esta información objetiva a lo largo de estos días en sus respectivos medios.

Simplemente quiero compartir con vosotros algunas impresiones que desde un punto de vista muy particular, han sido objeto de mi reflexión durante estos días con los asistentes a las jornadas.

Primero quiero hacer una consideración más de forma que de fondo. Ya sé que no podemos obviar en un evento de este tipo la presencia de políticos, y mucho menos cuando se trata de nuestros anfitriones, pero sinceramente tener más de una hora de intervenciones oficiales, la mayor parte leídas y monótonas, y que además dieron comienzo con un retraso importante, es algo que digamos, se nos hizo a todos un poquito cuesta arriba, por no decir otra cosa.

Otro aspecto que me llamó la atención y que lamentablemente sigue siendo muy habitual en este tipo de foros, es la falta de adecuación de algunos ponentes al tema que corresponde. Entiendo que algún ponente todavía piense, de manera errónea, que su misión por encima de todo tiene que ser aprovechar la jornada para “vender su libro”, pero precisamente para eso está la organización, que debería velar por el adecuado desarrollo del evento en todas sus facetas, incluido evidentemente el alineamiento de los contenidos de los ponentes a los temas a tratar.

Entrando más en materia y sobre los retos actuales de las agencias de viaje, he podido constatar una vez más, la absoluta convicción de que es necesaria una profunda transformación, pues el modelo tradicional, y en esto coinciden la mayoría de los asistentes, está obsoleto. En este sentido me llamó poderosamente la atención, la afirmación de Juan José Oliván del Grupo Airmet, quien respondía abiertamente a una pregunta, asegurando que el actual modelo de los grupos de gestión también está acabado y que es necesaria su transformación. Contestación valiente y no falta de razón.

Pues bien, una vez constatado el agotamiento del modelo, cabe preguntarse ¿existe futuro para las agencias de viaje? y si es así, ¿Cuáles pueden ser las líneas de actuación?

sostenibilidad

Durante el congreso también se dieron algunas pistas en este sentido, y se apuntaron posibles líneas de trabajo como son la especialización, la multicanalidad, la utilización de la información y la tecnología orientada a la venta o también la venta de servicios complementarios. Sobre este último tema Elisa Martinez de AON seguros, ofreció un dato muy elocuente, en España se venden solo el 25% de los viajes con seguro complementario, mientras que en los países nórdicos esta cifra llega hasta el 85%, daros cuenta del recorrido y de la cuantía de ingresos que actualmente está desaprovechando una agencia de viajes en España.

Destacable también la aportación de Rafael Sánchez de Viajes Carrefour, que nos ofreció una disertación espléndida, tanto en la forma como en el fondo, explicando con rigor y con contundente claridad la situación actual y los retos de las agencias, las tendencias de futuro en base a los distintos segmentos de clientes, pero lo más importante, también compartió su visión sobre como orientarse para competir con éxito en este nuevo escenario

Por eso, y después de este congreso, reitero una vez más, que a pesar de los grandes retos que tenemos por delante, en nuestro sector existen todavía muchas oportunidades de futuro, eso sí, al alcance de los que entiendan verdaderamente la naturaleza de los retos y que además estén dispuestos a abordarlos con valentía.

Y para terminar una sugerencia. Ya que nuestro sector es uno de los que más rápidamente se ha transformado por la tecnología y las nuevas formas de comunicación, creo que todos, incluidas las asociaciones, tenemos la obligación y la responsabilidad de fomentar el uso de las mismas, por ello para la próxima, además de las tarjetas para formular preguntas ¿Qué tal el uso de twitter como canal complementario de comunicación entre el auditorio, los ponentes e incluso los que nos pudieron acompañar físicamente?